Tips y Consejos

Te explicamos por qué no tenés que tomar el agua que dejaste dentro del auto

Puede ser bastante contraproducente.

Te explicamos por qué no tenés que tomar el agua que dejaste dentro del auto

Ya sea en temporada de calor o si se habita en una zona con altas temperaturas, durante el día y bajo los rayos del sol, el interior del automóvil se convierte en un auténtico horno. Si a esto le sumamos que antes de subir al vehículo a veces venimos de realizar una caminata, todo resulta más caliente de lo que de por sí ya es.

En este escenario, no hay nada más gratificante que encontrar una botella de agua adentro del vehículo. Sin pensarlo, esos mililitros de H2O que llevaban días olvidados han resultado ser la solución para refrescar el organismo. Está bien, en ese momento fue la solución para sofocar el calor, pero hay algo que debemos tener en cuenta, el agua embotellada que lleva días en el interior del automóvil en épocas o zonas donde hace calor puede ser dañina para el humano.

Según el Dr. Lance Williams, profesor de biología de la Universidad de Texas en Tyler, existe la posibilidad de que pequeñas cantidades de BPA -bisfenol A, producto químico industrial tóxico utilizado para endurecer el plástico, se filtren en el agua.

Tomando en cuenta esta hipótesis, científicos de la Universidad de Florida realizaron un estudio en el que analizaron botellas de agua que quedaron a expuestas a 70º durante varias semanas. De acuerdo con los resultados de la investigación, una de las 20 botellas de PET tenía una pequeña cantidad de antimonio y bisfenol A. Conforme a la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos, pequeñas cantidades de BPA son seguras, sin embargo, los niveles altos podrían causar un riesgo para la salud.

Además de lo anterior, también hay otra razón por la que no se deben dejar botellas de agua de plástico en el interior del automóvil y es bastante sorprendente. Y es que por extraño que parezca, podría causar un incendio.

Si bien parece exagerado, hubo casos que corroboran esta situación, como lo que le sucedió a Dioni Amuchastegui que compartió su experiencia en un video en Facebook. Mientras almorzaba en su automóvil, esta persona notó humo. Mirando más de cerca, el agua embotellada había actuado como una lupa y concentró el calor y la luz en un punto lo suficientemente caliente como para encender las llamas.

Afortunadamente, Amuchastegui estaba en el auto para notarlo, pero podría haber resultado en algo peor si no estuviera en él.

En conclusión, para no poner en peligro la salud y evitar conatos de incendio, lo mejor es evitar dejar por varios días botellas de agua, y mucho menos beberla. Lo aconsejable es utilizar recipientes de aluminio o vidrio, pero que estos últimos tengan una cubierta.

https://www.facebook.com/idahopower/videos/10155684468650864/

 

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinás? Contanos